Una bodega especial con grandes caldos al ritmo de la buena música

Una bodega especial con grandes caldos al ritmo de la buena música

publicado en: Noticias | 0

Que en una bodega se hagan vinos es algo que entra dentro de lo normal. Que en una bodega la producción de vino gire en torno a la música e, incluso, se graben discos, y ano es tan normal. Y que en una bodega se hagan vinos y se graben discos y ambos de nivel esto ya no tiene nada que ver con la normalidad. Todo ello hasta conocer Bodega Neo donde se hacen buenos vinos, asequibles y con aspiraciones para llegar a todos los públicos y recuperar el placer de beber buenos caldos; y donde todo gira en torno a la música. Es la anarquía en el sector que se lleva por bandera.105901535

Tres son los socios que se embarcaron en esta aventura de hacer buen vino y recuperar el placer de su consumo. Ahora bien, uno de los socios es el director del festival de música veraniego Sonorama y, como no podía ser de otra manera trasladó su pasión por la música a su pasión por el vino, y en esa aventura embarcó a sus dos socios. No contentos con hacer vinos y grabar discos montaron también un estudio de diseño que trabaja la apariencia de sus presentaciones, sus botellas y sus etiquetas. En definitiva toda una filosofía de vida, cuando menos llamativa, que está dando buenos resultados y que, sobre todo, hace felices a sus promotores.

Bodega Neo se presentó ayer en la cata previa a la cena de María José San Román (Monastrell). Neo es denominación Ribera del Duero y no puede producir denominación Rueda, pero tiene autorización para una producción limitada de vino blanco de la variedad Verdejo. Así pues, Motivo Verdejo 2014 abrió la cata dirigida por Pilar del que destacó su facilidad para beber y su cuerpo intenso. Le siguió Juanillo 2015, tempranillo, un vino agradable que lo hace idóneo para alternar. Seis meses en barrica. Disco 2015, un vino tinto que gira la vista hacia los jóvenes con el objetivo de recuperar el consumo de vino en España que se ha ido perdiendo. Un consumo en tardes de charla plenas de tranquilidad. Y terminó la cata con vinos con más cuerpo para carnes y asados. Sentido 2012 y Neo 2012.

Dejar una opinión