Los mayores tienen que ser ejemplo para que los niños asuman hábitos saludables

Los mayores tienen que ser ejemplo para que los niños asuman hábitos saludables

publicado en: Noticias | 0

Almería es tierra de frutas y hortalizas y en este marco debe ponerse todo el valor que requiere la salud que se produce. Los hábitos para una vida saludable, basados en la combinación de una buena alimentación, a base de frutas y verduras, con la práctica de actividades deportivas, centraron el análisis realizado en la primera mesa redonda de las II Jornadas Agrícolas. Moderada por Ángel Iturbide, delegado de IDEAL Almería, tomaron parte de ella Ana Molina, nutricionista de Biosabor; Antonio Ríos, traumatólogo y triatleta; y Juan Manuel González, pediatra y atleta.

La sociedad inicia un cambio hacia una alimentación más sana, más responsable y con una mayor vinculación a la práctica deportiva
La sociedad inicia un cambio hacia una alimentación más sana, más responsable y con una mayor vinculación a la práctica deportiva

Los expertos, guiados por el delegado de IDEAL en Almería, abordaron todas las claves para que la sociedad asuma, de una vez por todas, y de manera adecuada, una vida saludable. Los datos reflejan el gran problema existente en España en base a los porcentajes de obesidad infantil que, según Juan Manuel González, «se elevan por encima del 30% en Andalucía». Ello según se puso de manifiesto, es fruto de los hábitos de los mayores, que no son el ejemplo más adecuado para los pequeños. No en vano, «los niños actúan a través de la imitación. Si ven a sus padres consumir gustosamente frutas y verduras, ellos lo asumirán en su dieta», manifestó González.

«Es posible que recuperar la dieta mediterránea pase por adaptarla a las nuevas formas de vida»

Además, las prioridades deben ser inculcadas en los pequeños y debe existir un cambio en los conceptos apremiadores de esta sociedad. «Nunca entenderé que los padres premien a los niños con dulces. Deberían premiarlos con algo bueno, no con algo que no les favorece. Así los niños asumen que lo bueno es el dulce. Si se incentivará con verduras o frutas, se asociaría a algo positivo, dijo Ana Molina. Igual ocurre con el deporte, «actualmente los pequeños no hacen deporte en el grado que debieran, y eso lo pueden pagar en un futuro, donde, si todo continúa así, se incrementará el porcentaje de afectados por enfermedades degenerativas o cardiovasculares».

Comer bien, sano y hacer deporte, «no solo mejora la calidad de vida, sino que también, aunque no es lo que se busque, quede favorecer alargarla», manifestó Ríos.
Está de moda hacer deporte, y se incrementa el interés por el mismo. La paciencia es necesaria para ver resultados.

Dejar una opinión